Tras dos años de pruebas de prendas de abrigo de varios proveedores, la policía foral de Navarra ha decidido contar con Insigna para vestir a 400 de sus agentes.

Las necesidades de uniformidad de la policía foral de Navarra, condicionadas por el clima de la zona –muy frío en invierno y con mucha lluvia- exigen prendas de abrigo extremadamente polivalentes, impermeables, con resistencia térmica y muy operativas.

Así, desde Insigna se ofreció una muestra que combina una cazadora, un anorak y un forro desmontable que se pudiera usar para ambas piezas.

Tras probar todas las muestras que los diferentes proveedores ofrecieron, finalmente confeccionaron un pliego que aunaba todas las características de lo que más les gustó de cada prenda, diseñando así una prenda a medida para la policía foral de Navarra.

La prenda ha pasado los análisis técnicos y de calidad más exigentes del mercado, con certificaciones de laboratorios textiles europeos.